Cita


"No podem canviar les cartes que ens han repartit, però encara hem de jugar la partida."

Randy Paush



dijous, 8 de maig de 2008

Fe Bahá'í


Font: Wikipedia



La Fe bahá'í (a veces denominada como bahaísmo o behaísmo), es una religión monoteísta cuyos fieles siguen las enseñanzas de Bahá'u'lláh, su profeta y fundador. Bahá'u'lláh enseñó que hay un único Dios que va revelando su voluntad a la humanidad de forma progresiva. Según el punto de vista bahá'í, cada una de las grandes religiones introducidas por los Mensajeros de Dios —como Moisés, Krishna, Buda Gautama, Zoroastro, Jesucristo, Mahoma y El Báb— constituyen etapas sucesivas en el desarrollo espiritual de la civilización. Los bahá’ís creen que Bahá'u'lláh ha sido el más reciente mensajero de esta saga y que sus enseñanzas están orientadas a los nuevos retos morales y espirituales de nuestra época. Como tal, la fe bahá’í se incluye entre las religiones abrahámicas.
Según el Anuario de la Enciclopedia Británica de 1992, la fe bahá’í es la segunda religión más extendida en el mundo entre las religiones independientes, de acuerdo al número de países en que se encuentra representada: está establecida en 247 países y territorios. Los bahá’ís provienen de entre más de 2.100 grupos étnicos, raciales y tribales y totalizan aproximadamente seis millones de fieles en el mundo. Los principales pasajes de las Escrituras bahá'í se han traducido a 802 idiomas. La idea central de la Fe bahá’í gira en torno a la humanidad como una única raza y al día de su unificación en una sociedad mundial.

Las enseñanzas básicas de Bahá'u'lláh son éstas:


Sólo hay una deidad suprema (Dios) y es incognoscible para el hombre.
Bahá'u'lláh escribe al respecto:
«Tan perfecta y abarcadora es Su creación que ni mente ni corazón, no importa su pureza o perspicacia, podrá alcanzar a vislumbrar la naturaleza de la más insignificante de sus criaturas; mucho menos mensurar el misterio de Aquel que es la Estrella Diurna de la Verdad, que es la Esencia invisible e incognoscible...»
además
«Todo aquello que los sabios o místicos dijeron o escribieron nunca ha sobrepasado, ni puede aspirar a hacerlo, las limitaciones a las que el intelecto finito del hombre está sujeto. No importan las cimas que la mente del más exaltado de los hombres pueda alcanzar, ni las profundidades en las que el corazón pueda penetrar. La criatura nunca podrá trascender sus propios pensamientos. La meditación del pensador más profundo, la devoción del más consagrado de los santos, las más altas expresiones de alabanza salidas de la lengua o de la pluma, son sólo reflejos de lo que ya ha sido creado dentro de cada uno.»
Sólo existe una humanidad -- las distinciones de raza, género, etc. sólo son distinciones de apariencia, no del carácter innato o de la aptitud y son iguales a los ojos de Dios.
Todas las grandes religiones del mundo reciben su inspiración de la misma fuente divina.
`Abdu'l-Bahá escribió:
«Las diferencias entre las religiones del mundo son producto de los distintos tipos de mentalidad.»
Considerando las relaciones y posición de los distintos fundadores de las grandes religiones del mundo, a las que los bahá’ís se refieren como "Manifestaciones de Dios", Bahá'u'lláh escribe:
«Dios ha ordenado que el conocimiento de estos seres santificados sea al conocimiento de Sí Mismo. Quien los reconozca ha reconocido a Dios. Quien escuche su llamada ha escuchado la voz de Dios y quien testifica de la veracidad de su Revelación ha testificado de la veracidad del mismo Dios. Quienes les dan la espalda han dado la espalda a Dios y quienes no creen en ellos no creen en Dios... Ellos son Manifestaciones de Dios entre los hombres, las pruebas de Su Verdad y las señales de Su Gloria.»
Ya que los fundadores de las religiones del mundo son esencialmente las manifestaciones de un Dios, se sigue que las religiones mismas provienen de la misma fuente y tienen el mismo propósito. Bahá'u'lláh insta a los fieles de las distintas religiones a echar a un lado sus diferencias.
«El Gran Ser dice: ¡Oh hijos de los hombres! El propósito fundamental que anima la Fe de Dios y Su Religión es salvaguardar los intereses y promover la unidad de la raza humana, así como impulsar el espíritu de amor y compañerismo entre los hombres. No os hagáis una fuente de disensión y discordia, odio y enemistad.»
Bahá'u'lláh instó a la eliminación de la intolerancia religiosa. `Abdu'l-Bahá expresa la misma idea con mayor énfasis en su testamento.
«Fraternizad con todos los pueblos y religiones del mundo con la mayor sinceridad, fidelidad, cordialidad, buena voluntad y amistad, para que todo el mundo sea lleno del santo éxtasis de la gracia de Bahá, para que la ignorancia, enemistad, odio y rencor se desvanezcan del mundo y las tinieblas del desencuentro entre los pueblos y linajes del mundo den paso a la Luz de la Unidad.» [5]
Los bahá’ís a menudo emplean el término "Revelación Progresiva", que significa que Dios se revela a la humanidad progresivamente, a medida que maduramos y podemos comprender el propósito de Dios al crear la humanidad.


Principios sociales


La siguiente es una lista de los 12 principios de la Fe Bahá'í. Se presenta a menudo como un resumen breve de las enseñanzas Bahá'ís. Provienen de una variedad de listas semejantes extraídas de las transcripciones de discursos emitidos por `Abdu'l-Bahá durante su viaje por Europa y Norteamérica en 1912. La lista no es oficial y circulan varias de estas listas.


La unicidad de Dios
La base de todas las religiones es la misma
La unidad en diversidad de la humanidad
La igualdad entre hombres y mujeres
La eliminación de toda forma de prejuicio
La paz mundial
La armonía de la religión y la ciencia
La necesidad de una educación obligatoria universal
La obediencia al gobierno
La no participación en política
Una solución espiritual a los problemas económicos
La eliminación de la pobreza y riqueza extremas


Otro principio bahá'í es la moderación en todo (específicamente en el celo libertador, civilizatorio y religioso y en la interpretación literal de las escrituras).
La Fe Bahá'í dice que, aunque nuestra época está a oscuras, el futuro de la humanidad es brillante y la paz mundial es inevitable.
La Fe Bahá'í dice que Bahá'u'lláh es la manifestación de Dios para nuestra época. Un bahá'í se dedica a seguir sus enseñanzas y observar sus leyes.

1 comentari:

Ada ha dit...

Aquesta foto la vam fer durant el nostre viatge a Israel, passant per Haifa, de sobte vam tindre la visió d'aquest temple i no vam poder evitar parar el cotxe i quedar-nos una estona, bocabadats, a contemplar tanta bellesa i tanta pau.